Hide this
Maíz Transgénico en México

Story at-a-glance +

  • A pesar de que el maíz transgénico capturó la atención de la prensa mexicana luego de una tensa batalla judicial que inició en 2013, la cual determinó la prohibición total por parte de un juez del cultivo transgénico en el país, el público en general no está al tanto del debate en relación con estos cultivos modificados por la ingeniería genética.
  • Acción Colectiva, un grupo de 53 científicos y 22 organizaciones civiles, presentaron en 2013 una exitosa demanda para "proteger las variedades de maíz histórica y ecológicamente importantes" en México, que determinó la prohibición total del maíz transgénico en el país.
  • La transferencia de genes a través de polen de plantas transgénicas, se considera una amenaza para los apicultores en México. Sin embargo, no es el algodón transgénico el que está causando problemas a la industria de la miel en México, sino la soya transgénica.
  • Los científicos mexicanos y organizaciones civiles comenzaron a poner los cultivos transgénicos al tope de sus agendas. El resultado de este movimiento seguramente beneficiará a México como centro de biodiversidad de importancia global, con certeza la industria de la biotecnología y el gobierno serán vigilados mucho más de cerca en esta materia a partir de ahora.
 

El Maíz Transgénico en México – Los Peligros de Salud y Medio Ambiente

April 14, 2014 | 6,802 views
Share This Article Share

Por Henry Rowlands
Periodista de Investigación en Agricultura Sostenible

México es uno de los lugares más extraordinarios del planeta en materia de biodiversidad, y la mayor parte del país es reconocida como un Centro Vavilov1, es decir una región de origen y evolución de cultivos. El maíz, uno de los más extendidos cultivos agrícolas e ingrediente principal de la famosa 'tortilla' mexicana, es conocido por haber surgido en el bellísimo Valle de Tehuacán2.

Los especialistas han descrito las más de 60 variedades nativas de maíz en México como un tesoro genético que podría ser valioso especialmente si el clima extremo asociado con el calentamiento global o el frío se salen de control.

Es en este contexto que se está desarrollando actualmente una dura batalla entre quienes quieren proteger la historia agrícola y biodiversidad de México, y quienes ven los cultivos transgénicos o genéticamente modificados como el camino a seguir a futuro.

A pesar de que el maíz transgénico capturó la atención de la prensa mexicana luego de una tensa batalla judicial que inició en 2013,  la cual determinó la prohibición total por parte de un juez del cultivo transgénico en el país, el público en general no está al tanto del  debate en relación con estos cultivos modificados por la ingeniería genética.

Mercedes López Martínez, de Vía Orgánica, una organización mexicana sin fines de lucro cuya misión es promover la alimentación sana a través de la agricultura orgánica, explicó que:

“No existe posición del pueblo mexicano en general respecto a los alimentos transgénicos, pues el gobierno, violando el derecho constitucional de la población a una alimentación sana, no ha brindado información sobre los riesgos de estos alimentos y ni siquiera se etiquetan los que contienen transgénicos".

"No obstante, existe una fuerte oposición por grupos informados y organizados de la sociedad civil, como por parte de la Campaña Nacional sin Maíz no hay País, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, la UNORCA, el 132 ambiental, la Vía Campesina, entre otras, quienes han exigido que el gobierno aplique el principio precautorio, para proteger la biodiversidad y cultivos de origen como el maíz y el algodón. Una prueba de ello es la demanda colectiva interpuesta por personalidades y organizaciones civiles que logró detener todo tipo de siembra de maíz transgénico en México y que está en trámite", remarcó.

La querella judicial que menciona Martínez es el meollo de lo que se ha convertido en una muy incómoda situación tanto para el gobierno mexicano como para la industria biotecnológica en el país. Ambos apuestan a que los transgénicos sean aceptados por el público mexicano para aumentar sus ingresos.

La Demanda Contra el Maíz Transgénico en el Centro de Todas las Miradas

El maíz transgénico o genéticamente modificado siempre sería central para la industria biotecnológica en México dada la importancia histórica y ambiental de este grano para el pueblo mexicano.

Al igual que otros pueblos mesoamericanos, los Mayas reconocieron desde siempre en el maíz una fuerza vital con la cual se identifican por completo. Esto queda demostrado en su mitología. Según Popol Vuh, el "libro del pueblo" del siglo XVI, los Héroes Gemelos tenían plantas de maíz como alter egos y el mismo ser humano era considerado como creado a partir del maíz. El descubrimiento y apertura de la Montaña del Maíz -el lugar donde las semillas del cereal están escondidas- es todavía una de las más populares aventuras de la cosmogonía Maya.

Acción Colectiva, un grupo de 53 científicos y 22 organizaciones civiles, presentaron en 2013 una exitosa demanda para "proteger las variedades de maíz histórica y ecológicamente importantes" en México, que determinó la prohibición total del maíz transgénico en el país. El juez Jaime Eduardo Verdugo J., del duodécimo Tribunal Federal para Asuntos Civiles en México argumentó como punto central de su decisión "el riesgo de daño inminente al medioambiente".

Un segundo juez desechó la primera apelación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la firma Monsanto en diciembre pasado.

Monsanto reaccionó rápido al fracaso de su apelación y nuevas apelaciones por parte de la industria de la biotecnología están previstas para este año 2014.

Robert Fraley, Jefe Técnico de Monsanto, señaló que espera que la firma intente acabar con la suspensión del cultivo de maíz transgénico en México.

"Este será un caso que seguiremos", dijo Fraley durante una visita a la sede de la firma de comunicación Meredith Corporation en Des Moines, en el agrícola estado norteamericano de Iowa (centro). El ejecutivo añadió que en México, "cualquier juez, en cualquier parte, puede emitir un fallo".

La abogada de Acción Colectiva, René Sánchez Galindo, declaró:

“El gobierno de (Felipe) Calderón entregó ilegalmente permisos para plantar maíz transgénico, cuyos resultados han sido ocultados. Actualmente hay 79 nuevas demandas (de permisos) pendientes. La buena noticia es que todas estas (solicitudes de permisos) han sido congeladas por el tribunal. La alegría llenó los corazones de miles. El nuevo gobierno (de Enrique Peña Nieto) tiene ahora que elegir entre defender la riqueza del maíz nativo o apoyar a Monsanto".

La creciente atención hacia los transgénicos derivada de esta batalla judicial hizo que muchos científicos mexicanos miraran hacia otros países de América Latina, como Argentina, debido a su vasta experiencia con la industria de la biotecnología.

El Dr. Andrés Carrasco, de la Universidad de Buenos Aires, es uno de los expertos que fueron contactados por sus colegas mexicanos. Las investigaciones de Carrasco que muestran que el glifosato (de nombre comercial Roundup) -el cual es utilizado en cultivos resistentes a este herbicida conocidos en inglés como "Roundup Ready" o "RR"-, pueden causar defectos cerebrales, intestinales y cardíacos en fetos3 fueron seguidas en un foto reportaje de la agencia Associated Press4 en 2013 y mostraron los posibles efectos de los pesticidas en Argentina.

De acuerdo con Vía Orgánica y otros grupos ambientalistas en México, el fallo judicial podría ahora generar una reacción pública contra la industria de la biotecnología, que ha logrado manejarse exitosamente para quedar fuera del escrutinio público en relación a las grandes áreas de otros cultivos transgénicos que se plantan en el país: el algodón y la soya transgénicos tienen un gran desarrollo en varias regiones de México.

Algodón Transgénico: ¿Amenaza de Fuga Genética?

No solo el maíz transgénico causó olas en los círculos de especialistas en México. El país es también el punto de origen y diversidad del algodón. Por ende, el algodón transgénico, que actualmente es plantado a gran escala en el territorio mexicano, fue estudiado en detalle por científicos locales, como la Dra. Ana Wegier, del Laboratorio de Biotecnología Forestal (CENID-COMEF, INIFAP).

El estudio de Wegier realizado en 2011 sobre transferencia de genes entre plantas de algodón transgénico y sus parientes silvestre5 identificó varios problemas serios.

“Desde 2011 sabemos que la transferencia de genes existe entre plantas de algodón transgénicos y sus parientes salvajes, incluso con aquellas que crecen en áreas muy remotas. Las plantas silvestres resultaron contener dos tipos de transgenes, uno de los cuales contiene proteínas insecticidas que matan la larva de algunas mariposas que son plaga en los campos, pero no sabemos si pueden afectar a otros organismos en el ecosistema, y el otro gen transferido le da tolerancia al herbicida glifosato (Roundup),” explicó Wegier.

A pesar de este estudio, el gobierno Mexicano respaldó el cultivo de algodón transgénico a escala masiva. El gobierno federal dio 359 permisos para cultivo de algodón transgénico, a pedido de Monsanto, Bayer, Dow AgroSciences y Pioneer Hi-Bred, según información de las bases de datos de la Comisión Nacional de Bioseguridad para los Organismos Genéticamente Modificados.

Las autorizaciones oficiales permitieron plantaciones experimentales y piloto de algodón transgénico en más de dos millones de hectáreas en México desde 2007.

Según un reporte de Contralínea, Monsanto y Bayer, a través de sus subsidiarias en México (Monsanto Comercial, SA de CV, y Bayer de México, SA de CV), fueron los mayores beneficiarios. Las cinco primeras autorizaciones permitieron a los dos gigantes de la biotecnología plantar alrededor de 350,000 hectáreas de algodón transgénico.

"México es el centro de origen y diversidad del algodón. Nuestro país fue el primero en presentar organismos genéticamente modificados como centro de origen, en 1996. También fue el primero en el cual genes transferidos fueron localizados en variedades silvestres y ahora será probablemente el primero en el cual daños causados por la transferencia de genes serán identificados. Para conocer los efectos reales de esta cuestión, se requiere una investigación compleja que integre varias áreas de la Biología, que analice impactos potenciales desde el nivel molecular hasta el ecológico, con muchos recursos humanos y financieros, y desarrollada libremente y sin conflictos de interés", concluyó la Dra. Wegier.

La transferencia de genes a través de polen de plantas transgénicas también se considera una amenaza para los apicultores en México. Sin embargo, no es el algodón transgénico el que está causando problemas a la industria de la miel en México, sino la soya transgénica.

La Miel Transgénica Amenaza a los Mercados Exportadores

Un investigador del Smithsonian y sus colegas ayudaron a apicultores en México a cuantificar la cantidad de polen de soya transgénica en muestras de miel recientemente rechazadas para comercializar en Alemania.6, 7

David Roubik, científico sénior del Smithsonian Tropical Research Institute (Instituto de Investigaciones Tropicales del Smithsonian), y sus colegas, desarrollaron técnicas para identificar granos de polen en la miel en Panamá y México en los años 1980 y 1990, cuando estudiaban los efectos de la llegada de abejas africanas sobre las abejas nativas. "Nadie más puede hacer este tipo de trabajo en el 'gran terreno' ambiental y estar seguros de que lo que están viendo son granos de polen de soya", aseguró Roubik.

Encontraron que seis muestras de nueve colmenas de la región de Campeche contenían polen de soya además de polen de varias especies de plantas silvestres. El polen provenía de cultivos cercanos a las colonias de abejas en varios pequeños apiarios, según informó e! Science News a comienzos de febrero.

Debido a las estrictas regulaciones europeas, los productores rurales de Yucatán enfrentan significativos recortes de precios o el rechazo de su cosecha de miel cuando su producto contiene polen de cultivos transgénicos no destinados al consumo humano. Las autoridades agrícolas regionales parecían no estar al tanto de que las abejas visitan la soya cuando florece para recolectar néctar y polen.

"Hasta donde podemos determinar, toda la soya transgénica cultivada en Campeche está aprobada para consumo humano", dijo Roubik. "Pero los importadores de miel a veces no hacen análisis adicionales para conocer la fuente de los granos de polen transgénico".

Para saber si la miel tenía polen de organismos genéticamente modificados, investigadores del Smithsonian, El Colegio de la Frontera Sur de la Universidad Autónoma de Yucatán y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agropecuarias y Pecuarias, enviaron las nueve muestras al laboratorio Intertek en Bremen, Alemania, para análisis genéticos. Dos muestras dieron positivo a polen transgénico.

"Interpretamos con cautela estos resultados, como significativos para otros lugares de México en donde se planta cinco veces más soya transgénica que en Campeche y la apicultura funciona bien, por no mencionar el resto del mundo", dijo Roubik. "Las colonias de abejas funcionan como indicadores ambientales extremadamente sensibles. Las abejas de una colmena pueden recolectar néctar y polen de flores en un área de 200 km2. Con una economía basada en la agricultura de subsistencia asociada a la producción de miel, las implicancias sociales de este cambio en el estatus de la miel serán probablemente polémicas y tendrán profundas consecuencias para la apicultura en general", sostuvo este experto.

Eric Vides, quien por 18 meses estudió la transferencia de polen de soya a la miel en campos de soya como técnico del grupo de ecología de abejas en el departamento de agroecología, sociedad y medio ambiente de ECOSUR, remarcó que "los apicultores también están muy preocupados por la deforestación que perciben asociada a la expansión de los sistemas agrícolas industriales en Campeche".

Los científicos mexicanos y organizaciones civiles comenzaron a poner los cultivos transgénicos al tope de sus agendas. El resultado de este movimiento seguramente beneficiará a México como centro de biodiversidad de importancia global, y con certeza la industria de la biotecnología y el gobierno serán vigilados mucho más de cerca en esta materia a partir de ahora.

Visite la página de Vía Orgánica para recibir actualizaciones periódicas sobre la batalla contra los transgénicos en México y América Latina. Vía Orgánica A.C. es una organización mexicana sin fines de lucro, cuya misión es promover la buena alimentación mediante una agricultura orgánica, el comercio justo, un estilo de vida saludable y la protección del planeta.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico