Hide this
Enfermedades Cardiacas

Story at-a-glance +

  • Un nuevo estudio descubre que de un 30 a 40 por ciento de los gastos de salud en los Estados Unidos está directamente relacionado con las enfermedades causadas por el consumo excesivo de azúcar
  • La investigación revela que las personas que obtienen el 25 por ciento de sus calorías del azúcar tienen el doble de probabilidad de morir a causa de una enfermedad cardíaca en comparación con las personas que obtienen el siete por ciento
  • A pesar de toda la evidencia que señala que el azúcar está directamente relacionado con la obesidad y las enfermedades, el gobierno continúa subsidiando a la industria del jarabe de maíz con dinero de los contribuyentes
  • La mayoría de los cupones son para alimentos procesados, comida chatarra y dulces, mientras que para los productos frescos, orgánicos y enteros hay muy pocos cupones
  • Se necesita de su ayuda para promover cambios en la Ley Agrícola y para apoyar al sistema de alimentos saludables, le damos sugerencias
 

El Consumo de Azúcar Contribuye en Gran Medida con los Gastos de Salud

April 14, 2014 | 10,721 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

Estados Unidos gasta dos veces y media más en salud per cápita que cualquier otro país desarrollado, acercándose rápidamente a los $3 trillones de dólares CADA año. Con este tipo de gasto, usted esperaría que los ciudadanos fueran los más sanos del mundo, pero este no es el caso.

De hecho, los Estados Unidos ocupa el último lugar en calidad de atención- los estadounidenses están más enfermos y viven menos tiempo en comparación con las personas en otros países industrializados. Entonces, ¿a dónde se va todo ese dinero?

El estudio1 “Sugar: Consuption at a Crossroads” realizado en el 2013 por Credit Suisse Research Institue encontró que del 30 al 40 por ciento de los gastos de salud son para enfermedades directamente relacionadas con el consumo excesivo de azúcar.

Gastamos más de un trillón de dólares al año para combatir los efectos dañinos del azúcar. Esto, combinado con el derroche, fraude e ineficiencia de nuestro sistema de salud, hace que sea completamente insostenible con el paso del tiempo.

El Gobierno Estadounidense En Realidad Fomenta el Consumo de Azúcar

El exceso de azúcar causa obesidad, así como otra gran cantidad de enfermedades, incluyendo diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, enfermedades renales y cáncer. Si quiere encontrar a las personas más enfermas todo lo que tiene que hacer es seguir las tasas de obesidad. De acuerdo con el estudio United Health Foundation, nueve de los 10 estados menos saludables del país también tienen nueve de las 10 peores tasas de obesidad.2

Con un alimento causando este tipo de problemas de salud tan comunes y a un costo tan alto, usted pensaría que nuestros reguladores gubernamentales están haciendo todo lo posible para disminuir el consumo de azúcar. Pero en realidad están haciendo todo lo contrario- fomentando el consumo de azúcar.

Tal vez el gobierno estadounidense leyó el estudio realizado en el 2008 que desafió la noción común diciendo que prevenir la obesidad le ahorraría al gobierno millones de dólares.3 El estudio sugería que las personas sanas le cuestan más al gobierno en cuanto al cuidado de salud, porque viven durante más tiempo.

Tal vez el gobierno quiere que todos seamos obesos- porque de esa forma moriremos más jóvenes. Aunque suene bastante sínico, eso explicaría por qué siguen subsidiando a la industria del jarabe de maíz.4

Se Predice que el Cáncer Se Volverá la Causa #1 de Muerte en los Estados Unidos

Además de la relación obvia entre el azúcar y la obesidad, también ya he hablado muchas veces sobre la relación entre el consumo de azúcar y el cáncer. Para mí no es una sorpresa que las tasas de cáncer sigan aumentando, considerando que la mayoría de las personas consumen alimentos altamente procesados como parte de su alimentación diaria.

Una alimentación que carece de grasas saludables, vitaminas y minerales naturales, mientras que está llena de azúcares procesados y fructosa, junto con sustancias químicas sintéticas de todo tipo que simplemente no son saludables y la prueba de esto se encuentra a la vista de todos…  Un reporte reciente realizado por la American Society of Clinical Oncology predice que en unos 16 años, el cáncer se convertirá en la causa principal de muerte en los Estados Unidos, superando a las enfermedades cardíacas, que hoy en día ocupan el primer lugar. Como lo informó CNN Health5

“Se espera que para el 2030 el número de nuevos casos de cáncer aumenten casi un 45 por ciento, de 1.6 millones de casos a 2.3 millones de casos al año. Este influjo de nuevos pacientes colocará una carga aún mayor en un campo de la medicina que ya está bastante sobrecargado por la escasez de médicos y dificultades financieras, según el informe, que se centra que los crecientes problemas para la atención del cáncer en los Estados Unidos.”

Sin Azúcar, el Cáncer No Puede Sobrevivir

La estrategia más poderosa que conozco para tratar el cáncer es matar de hambre a las células cancerosas dejándolas sin fuente de alimentos, que, en gran parte, se trata del azúcar. A diferencias de otras células del cuerpo, que queman carbohidratos o grasas en forma de combustible, las células cancerosas tienen mucha flexibilidad metabólica y sólo pueden sobrevivir si hay azúcar presente. El Dr. Otto Warbug recibió el Premio Nobel hace más de 75 años por este descubrimiento, pero prácticamente ningún oncólogo utiliza esta información.

No cometa este error, lo PRIMERO que tiene que hacer si quiere evitar o tratar el cáncer, si tiene resistencia a la insulina o la leptina (que es el caso del 85 por ciento de las personas) es reducir el consumo de azúcar/fructosa y granos de su alimentación, esto con el fin de matar de hambre a las células cancerosas.

Le recomiendo reducir su consumo total de fructosa a un máximo de 25 gramos al día, de todas las fuentes, incluyendo las frutas. Si usted tiene resistencia a la insulina, lo mejor será limitar su consumo a 15 gramos al día. En el caso de los pacientes con cáncer lo mejor sería restringir este consumo aún más. Para obtener más detalles sobre este tema por favor échele un vistazo a mi entrevista con el Dr. Seyfreid.

La forma más sencilla de reducir dramáticamente su consumo de azúcar y fructosa es llevando una alimentación a base de alimentos enteros y sin procesar, ya que la mayor parte del azúcar que consume proviene de los productos procesados, no por ponerle una cucharadita de azúcar a su té o café. Pero también existen otras formas de reducir el consumo de azúcar. Incluyendo:

  • Reducir la cantidad de azúcar que le pone a sus alimentos y bebidas
  • Utilizar Stevia o Lo Han en lugar de azúcar o endulzantes artificiales. Puede obtener más información sobre cuáles son los mejores y los peores sustitutos del azúcar en mi artículo, “Sustitutos de Azucar—Lo Que Es Seguro y Lo Que No
  • Comprando frutas frescas en lugar de frutas enlatadas o azúcar en las comidas o recetas que requieren de poco azúcar
  • Utilizar especias en lugar de azúcar para darle sabor a las comidas

También considere que reducir el consumo de proteína a un gramo por kilogramo de peso corporal. Es poco usual en el caso de la mayoría de los adultos que necesiten más de 100 gramos de proteína, más bien la mitad. Remplace los carbohidratos no vegetales (azúcar/fructosa/granos) y el exceso de proteína con grasas de alta calidad como las contenidas en los huevos orgánicos provenientes de gallinas criadas orgánicamente, carnes de alta calidad, aguacates y aceite de coco.

Ciertamente es mucho más fácil prevenir el cáncer que tratarlo, una vez que pone en práctica esto, creo que puede eliminar prácticamente cualquier riesgo de cáncer (y mejorar radicalmente las probabilidades de recuperarse del cáncer si ya lo padece), sólo siga estas recomendaciones básicas sobre el estilo de vida.

Bienestar Corporativo: Al Rescate de los Grandes Agricultores

Un programa llamado depression-era que originalmente pretendía salvar a los agricultores de la ruina, problema que se había generado en una estafa del siglo 21 que permitía que la industria alimentaria, agrícola y financiera obtuvieran ganancias a expensas de los contribuyentes. El juego se llama subsidios agrícolas y seguros de cosechas.

El año pasado, la USDA gastó casi $14 billones de dólares asegurando a los agricultores para que no perdieran con sus cultivos, casi siete veces más dinero que el invertido en el 2000, de acuerdo con el Congressional Research Service. Esto es algo bueno para todos menos para los contribuyentes. Desde el 2000, las donaciones se han vuelto cada vez más generosas, así que actualmente los agricultores sólo pagan el 38 por ciento de las facturas de los seguros. De acuerdo con Bloomberg6

“Para el 2013, estaban vigentes casi 1.2 millones de pólizas que cubren 282 millones de hectáreas de tierras de cultivo. En el 2011, el último año del que hay información disponible, 26 agricultores recibieron subsidios anuales de más de $1 millón de dólares, más de 10,000 recibieron $100,000 dólares o más.”

¿Sera la industria agrícola incapaz de salir adelante por sí misma, sin la ayuda de los contribuyentes? No, si le echamos un vistazo a lo que están ganando estos agricultores. Los ingresos agrícolas se han duplicado en los últimos cuatro años.

En el 2011, el ingreso medio de un agricultor era de $84,649 casi 70 por ciento más que cualquier estadounidense promedio.7 Los subsidios también les da a los agricultores un incentivo para sembrar en terrenos en dónde los cultivos podrían darse o no y muchos agricultores están “cultivando el programa” con la intención de hacer reclamaciones de seguros en lugar de cosechar cultivos…lo que nos lleva de vuelta al azúcar.

La Industria del Maíz Tiene Su Propia Mina de Oro: USTED, el Contribuyente

Si desea conocer las prioridades del gobierno, sólo se necesita ver cuáles son los cultivos que más apoya. Está claro que las ganancias de los grandes agricultores superan cualquier preocupación de salud pública o las ganas de revertir la epidemia de obesidad. Actualmente, los subsidios agrícolas apoyan la producción de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), comida rápida, comida chatarra, carne proveniente de animales alimentados con maíz y criados en CAFOs (operaciones de alimentación de animales), monocultivos y otra serie de productos que contribuyen con una mala alimentación.

La industria del maíz, gracias a su mejor jugador el JMAF, es una de las más subsidiadas por los contribuyentes. Son muy pocos los subsidios que les brindan a los agricultores que cultivan vegetales- la mayoría de los subsidios se los dan a la industria láctea y cárnica y al “Rey Maíz”. Si no se cultivara el maíz con estos subsidios se tendría garantizada la pérdida de dinero. Billones de dólares van a los agricultores de maíz que han bajado el precio del maíz tanto que actualmente el JMAF es una de las principales fuentes de calorías en la alimentación estadounidense estándar, simplemente porque es muy barata. Entre 1995 y el 2012, la cantidad que les daban a los agricultores de maíz era de $84,427,099,356. Compare esto con la cantidad que le dieron a los productores de manzana: $242,064,005.8 En un reporte realizado en el 2012 titulado “Apples to Twinkies,”, se determinó que cada año, sus impuestos (en forma de subsidios) le permitirían comprar 19 Twinkies pero menos de un cuarto de una manzana roja.

El Gobierno Estadounidense Sufre de "Esquizofrenia Fiscal"

Cuando se trata de atención médica, el gobierno estadounidense está tirando el dinero. Una oficina está financiando campañas anti-obesidad, mientras que otra subsidia a la industria de la comida chatarra. Durante 40 años, la industria azucarera ha engañado a las personas en Estados Unidos, poniendo en duda los estudios que sugieren que el azúcar podría enfermarlo o hacerlo obeso. Para proteger el negocio, la industria ha contratado científicos y poderosos cabilderos para asegurarse que el azúcar no esté sujeto a la restricción legislativa.

Quienes se oponen a los subsidios de comida chatarra son las dos caras de la moneda, sin embargo las enmiendas al proyecto de Ley Agrícola que reforman el subsidio de azúcar y otras medidas que inhibirían el consumo de azúcar son rechazadas repetidamente bajo el cabildeo de los poderosos del azúcar. Los congresistas demócratas abandonan sus principios con el mismo vigor que los republicanos cuando el dinero del azúcar está en juego. Los subsidios del azúcar son algunas de las prácticas más corruptas del bienestar corporativo en los Estados Unidos.9

Recortar Cupones Podría Ser Malo Para Su Salud

El rastro del dinero también puede seguirse gracias al reino de los cupones. Las familias de bajos recurso por lo general dependen de los cupones para poder comprar sus suministros alimenticios. Pero la gran mayoría de los cupones son para alimentos procesados- no para alimentos frescos, orgánicos y producidos localmente. Los cupones y los subsidios van por el mismo camino. Un nuevo estudio encontró que los cupones para la tienda de comestibles disminuyen el costo de la comida chatarra y las bebidas endulzadas, pero son muy pocos los cupones para carnes de alta calidad, lácteos y frutas y vegetales frescos.10

El estudio, publicado este mes en la revista Preventing Chronic Disease, investigó más de 1,000 cupones en línea ofrecidos por las cinco principales cadenas de supermercados en abril del 2013. El porcentaje relativo de los cupones de cada categoría se muestra en la imagen a continuación.11

Las tiendas, obviamente utilizan estos cupones para atraer a los consumidores a comprar cosas. La mayoría de los cupones son para alimentos procesados porque son los productos más rentables para las tiendas, por lo que hacen tratos con los fabricantes para promoverlos. Si las familias de más bajos recursos son las que más usan los cupones, entonces tiene sentido que sean estas familias las que tiene el peor tipo de alimentación y más problemas de salud- y de hecho, eso es lo que demuestra esta investigación. Los estados más sanos en el país también son los más ricos y casi todos los estados poco saludables del país tienen el menor ingreso per cápita.12

Las personas en Estados Unidos comen los alimentos más baratos en el mundo y acceden fácilmente a alimentos de baja calidad, lo que contribuye con el aumento de las tasas de obesidad y enfermedades.

En el 2010, los ciudadanos gastaron más del nueve por ciento de sus ingresos en alimentos, que es menos de la mitad de lo que gasta cualquier país. El enfoque “más rápido, más grande, más barato” para la producción de alimentos es algo inestable y está contribuyendo con la destrucción de nuestra salud y nuestro planeta. Para proteger su salud y al medio ambiente, cambie su alimentación a una que esté compuesta en un 90 por ciento por alimentos, enteros, orgánicos y sin procesar. Este tipo de alimentación podría costar un poco más, pero lo que ahorrará a largo plazo es incalculable- especialmente en lo que respecta a los riesgos probados de consumir azúcar en exceso.

Dos Sodas Al Día Podrían DUPLICAR Sus Probabilidades de una Muerte Prematura

Un nuevo estudio encontró una significativa relación entre el consumo de azúcar y la muerte causada por enfermedades cardíacas. Las personas en Estados Unidos que consumen mucho azúcar- casi un cuarto de sus calorías diarias- tuvieron el doble de probabilidad de morir a causa de una enfermedad cardíaca en comparación con los que limitaron su consumo de azúcar a siete por ciento de sus calorías totales. La persona promedio en Estados Unidos consume 22 cucharaditas de azúcar al día, casi tres veces de lo que se recomienda. Eso equivale a casi dos sodas.13

De acuerdo con el Dr. Robert Lustig, uno de los principales expertos en obesidad infantil, el exceso de azúcar actúa como veneno, ya que es responsable del aumento de peso y de muchas enfermedades crónicas y mortales. Investigaciones recientes demuestran que la fructosa activa las células gustativas que se encuentran en el páncreas, una reacción que puede aumentar la secreción de insulina, así como el riesgo de diabetes tipo 2. El azúcar también reacciona con AGEs (productos finales de glicación avanzada), que es uno de los principales mecanismos por los que ocurre el daño en su cuerpo y se produce envejecimiento y enfermedades.

Para proteger su salud, considere restringir su consumo de fructosa a 25 gramos al día o menos. Si usted tiene sobrepeso o una enfermedad como cáncer, diabetes, enfermedad cardíaca (o está en riesgo de padecerla) entonces probablemente lo mejor sería restringir su consumo a 15 gramos al día o menos (de todas las fuentes- JMAF, azúcar, miel, agave, frutas, jugo de frutas, jarabe de arce, etc.)

Rediseñar los Subsidios para la Salud de las Personas y el Planeta

Ha  llegado el momento de hacer un cambio. Rediseñar nuestro sistema alimentario podría ayudar a movernos hacia la recuperación de la salud y economía. Si vamos a subsidiar a los agricultores, hagámoslo de tal manera que ayude a restaurar la salud de los ciudadanos de Estados Unidos y nuestras tierras - programas que podrían pagarse por sí solos reduciendo los costes sanitarios que ellos mismos causan. Hace dos años, Mark Brittman del New York Times14 argumentó que el dinero de los subsidios podrían ser redirigidos para ayudar a que pequeños agricultores puedan competir por un lugar en el mercado en un sinnúmero de formas. Por ejemplo, los fondos podrían ser redirigidos para:

  • Financiar investigaciones e innovaciones en la agricultura sostenible
  • Ofrecer incentivos para atraer a nuevos agricultores
  • Cuidar las tierras
  • Apoyar a los agricultores que cultivan frutas y vegetales y que no están subsidiados, en lugar de dar incentivos para la comodidad de los agricultores de monocultivos (maíz, soya, trigo y arroz) para convertir algunas de sus operaciones en alimentos más deseables
  • Nivelar el campo de juego para que las granjas medianas puedan competir más favorablemente con la agroindustria como proveedores en supermercados locales

Se Necesita de Su Ayuda para Crear una Ley Agrícola que Realmente Tenga Sentido

Si a usted no le parece la idea de que sus impuestos financien programas de bienestar corporativo para corporaciones que inundan el mercado con alimentos procesados y bebidas azucaradas, únase a las organizaciones que trabajan activamente para realizar un cambio positivo. Aquí cinco acciones que puede tomar:

  • El Envrionmental Workin Group ha iniciado una petición instando al Congreso a que promulgue una Ley Agrícola que proteja a las familias de agricultores que están comprometidas a proteger el medio ambiente y la salud pública. Tómese un momento para firmarla ahora mismo.
  • Inscríbase a la the National Sustainable Agriculture Coalition para estar al día sobre las noticias y alertas de acción relacionadas con la Ley Agrícola.
  • Únase a Food Democracy Now, una organización co-fundada por Aaron Woolf, director del documental King Corn.
  • Por supuesto, que también puede expresar su opinión todos los días apoyando económicamente a las granjas pequeñas en su localidad.  
  • Diga no a los productores de comida chatarra no comprando sus productos y llevando una alimentación a base de alimentos enteros- frescos y orgánicos, consuma carne proveniente de animales criados  de forma sostenible y humana, así como leche y huevos crudos y orgánicos.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico